¿Y si vendemos caracoles por Internet?

1 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 1 LinkedIn 0 1 Flares ×

La idea siempre es el inicio de cualquier proyecto. Las ideas en sí no son buenas o malas, lo importante es la manera de plantearlas y de llevarlas a cabo. Pero muchas veces cuando se planea un negocio en Internet solo nos quedamos con la idea, sin tener en cuenta hasta qué punto esa idea es viable.

Muchas de las startup y negocios virtuales surgen de una idea que en un primer momento parece buena pero luego falla en su ejecución.

¿Vendemos caracoles por Internet? En principio la idea no parece mala. Hay gente que come caracoles y no hay mucha competencia en Internet. Y se llega a la conclusión que puede ser un buen negocio. Pero ¿Nos hemos preguntado cuantos kilos de caracoles se consumen en España?, ¿Sabemos el coste de producción y distribución de los caracoles? ¿Nos hemos planteado dónde conseguir clientes? Y lo más importante, los clientes que podemos tener son suficientes para mantener la empresa y poder ganar dinero.

Si antes de empezar no tenemos los potenciales clientes muy definidos y sabemos a ciencia cierta que esos clientes están dispuestos a comprar nuestros productos es un suicidio empresarial comenzar con el proyecto. Escuché a Carlos Blanco en una conferencia decir que si no consigues antes de empezar tu empresa vender tu producto a 10 personas sin tenerlo todavía, olvídate, lo más probable es que no funcione.

¿Qué debemos tener en cuenta al iniciar un proyecto?

1. No bases todo tu proyecto solo en la idea. Un buen desarrollo es fundamental a la hora de que funcione. Una idea simple bien desarrollada puede funcionar mejor que una idea genial poco desarrollada.

2. Ten muy claro cuántos clientes potenciales puedes tener. Deben ser suficientes para que tu negocio sea rentable y pueda crecer. Pregunta, vende tu producto a conocidos, consigue clientes antes de lanzar tu proyecto. Escucha al mercado antes de comenzar.

3. ¿Cuanto tiempo necesitas para que tu negocio sea rentable?. Puede que tu idea sea buena pero que necesites mucho tiempo para rentabilizarla. ¿Puedes asumir estar todo ese tiempo sin cobrar?

4. ¿Tu modelo de negocio es atractivo para tus clientes?. Puede que tu producto sea bueno pero las condiciones en las que lo ofreces no. Revisa si hay clientes potenciales para esas condiciones.

5. Investiga la competencia. Salvo que tengas una idea genial y rompedora si tu producto no tiene competencia investiga cual es la  razón por la que no hay. Puede que otros ya hayan comprobado que el negocio no es viable.

6. Haz estimaciones realistas de las posibles ventas que vas a tener, sobre todo al principio. Este es uno de los mayores problemas de las empresas que comienzan, que hacen sus estimaciones más con el corazón que con la cabeza. Es mejor quedarte corto que pillarte los dedos.

En definitiva, investiga hasta el último detalle sobre tu futuro negocio antes de ponerlo en marcha. Si no lo haces así tienes muchas posibilidades de que fracase. Asegúrate que hay agua en la piscina antes de tirarte de cabeza.

Trabajando en Internet desde 2002. Interesado por cualquier tema que tenga que ver con el comercio electrónico y el marketing digital. Actualmente gestiono dos proyectos propios Tartasyregalosparabebes.com y Anunciossegundamanogratis.com. Escribo sobre marketing online, derecho de internet y ecommerce. Pedro Novellón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *