¿Qué plataforma elijo para mi blog?

Una de las herramientas más potentes para potenciar la presencia de nuestra empresa en Internet es sin duda un blog. Tener un blog nos permite conseguir visitas de usuarios interesados en nuestro productos y crear una comunidad alrededor de nuestro sitio web. Generar contenido de calidad no solo será bueno para nuestros clientes sino también para que nuestro dominio esté mejor posicionado en Google y es una pieza fundamental en nuestra estrategia de marketing online. Pero hay que tener cuidado, todas estas ventajas se pueden convertir en inconvenientes si creamos un blog y luego no lo utilizamos de una manera adecuada. Un blog necesita mucha constancia y trabajo para que se vean sus frutos.

Continue reading…

Optimiza la velocidad de carga de tu sitio web

Uno de los factores más importantes a la hora de desarrollar una página web es sin duda la velocidad de carga. El tiempo de carga mejora la usabilidad de nuestro sitio web, facilita que nuestros visitantes realicen más conversiones y a nivel de posicionamiento, Google da cada vez más importancia a la velocidad de carga como factor para posicionar los sitios. Pese a estas ventajas la velocidad es una de las cosas que se suele olvidar cuando iniciamos un proyecto.

Uno de nuestros objetivos en el desarrollo de sitios web debe ser facilitar al usuario la navegación. El visitante quiere encontrar lo que busca  fácil y rápidamente. La velocidad con la que encuentre la información es fundamental para que el usuario no abandone nuestra web. En internet la paciencia no es una virtud. Hay miles de webs y la gente no quiere esperar mucho, simplemente se va a otra. Nosotros debemos conseguir que la información aparezca lo más rápidamente posible. Cuanto más rápida sea nuestra web más posibilidades tenemos de que nuestro visitante nos compre y por tanto consigamos los objetivos para los que se ha creado nuestro sitio.

Google siempre ha tenido en cuenta la velocidad de carga como factor de posicionamiento pero últimamente le está dando mucha más importancia a la hora de posicionar las páginas. Para facilitarnos el trabajo de optimización de la velocidad, Google nos proporciona herramientas como Webmaster tools o Google analytics donde hay funcionalidades específicas para ello.

 

Factores que intervienen en la velocidad de carga:

– La programación del sitio web.
– Cantidad de imágenes y su optimización.
– Peso y programación de los javascripts
– Peso y número de archivos CSS
– Características del Hosting.
– Conexión del usuario

Algunas como la conexión del usuario no podemos mejorarla,pero el resto está en nuestra mano optimizarlas. Para ello disponemos de varias herramientas.

 

Herramientas para optimizar la velocidad de carga:

1. Page speed

Extensión desarrollada por Google para Firefox y Chrome en la que comprueba la velocidad de nuestra web y si encuentra algún problema nos da las sugerencias necesarias para optimizarla. Para instalar esta extensión es necesario tener instalada también la extensión para desarrollo firebug.

Page speed puntúa nuestra web entre 0 y 100 dependiendo de la velocidad de carga. Nuestro objetivo debe ser acercarnos todo lo posible a 100.

Si no queremos instalar la extensión, Google nos facilita esta herramienta también via online aunque de momento solo en inglés.

 

Herramienta para velocidad de carga web

 

2.  Webmaster tools

Dentro de  Webmasters tools de Google, en la categoría Rendimiento del sitio. Podemos ver un histórico de la velocidad de carga media en el sitio y la velocidad media de las páginas más importantes.

Webmaster tools

 

3. Google Analytics

Google ha lanzado en su nueva versión de Google Analytics la posibilidad de ver la velocidad de carga de nuestras páginas dentro de la sección contenido -> velocidad del sitio

 

Cómo mejorar la velocidad de carga.

1. Realizando las modificaciones que nos sugiere la extensión Page speed de google
2. Reducir el número de archivos externos en una web ya que cada uno de ellos es una petición al servidor y por tanto ralentiza la carga
3. Optimizar el código de la página reduciendo el peso de los archivos todo lo posible
4. Reducir el peso de las imágenes
5. No escalar las imágenes mediante html.
6. Optimizar tus archivos CSS y javascript
7. Contrata un hosting de calidad.

 

¿Qué otras herramientas utilizáis vosotros?

 

¿Cumple tu web con la ley?

Igual que cuando creamos nuestra empresa debemos cumplir unos requisitos legales, es muy importante que nuestra web  también  cumpla con la ley para evitarnos disgustos que a veces pueden  ser muy importantes. Las sanciones por no cumplir con la ley pueden llegar hasta los 600.000 euros.

La ley fundamental que regula la situación de nuestra web en internet es la Ley de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico. (L34/2002 de 11 de julio). Hay más normas que afectan a nuestra web pero que desarrollaremos en otros post. En este artículo mostraremos de manera esquemática los requisitos legales que siempre debe cumplir nuestra web.

Esta enumeración de requisitos no es ni mucho menos exhaustiva, simplemente un acercamiento a la normativa para que tengas una idea de lo que necesitas en tu web. Siempre debes acudir a un especialista que te asesore sobre todos los términos legales y redacte los textos adaptados a tu caso en particular

Requisitos obligatorios en toda web:

1. Nombre o denominación social, Residencia o domicilio, dirección de correo, teléfono y cualquier dato que pueda servir para ponerse en contacto con la empresa.

2. Datos de inscripción en el registro mercantil y el número de identificación fiscal.

3. Si necesitas alguna autorización especial o debes adherirte a un código de conducta para tu negocio también debe aparecer.

4. Alta en el registro mercantil del dominio que corresponde a tu empresa. La empresa deberá registrar el domino o dominios de los que son propietarios.

5. Si hay precios debe aparecer claramente si llevan los impuestos incluidos o no y los gastos de envío.

Todos los datos deben aparecer en la web de manera clara. Normalmente se ponen en el “Aviso legal” aunque pueden ponerse en el pie o en cualquier otro sitio.

Si recoges datos del usuario debes cumplir con la obligaciones de la ley orgánica de protección de datos (LOPD)

Si vendes en tu web:

1. Deben aparecer todos los trámites necesarios para celebrar el contrato

2. Determinar si el contrato se va a archivar y si es así si va a estar accesible y cómo.

4. Medios técnicos para identificar y corregir errores en la introducción de datos.

5. Lengua o lenguas en que se formaliza el contrato.

6 Debe mostrar la condiciones generales y particulares del contrato.

7.Una vez celebrado el contrato debe enviarse una comunicación al cliente de que se ha recibido el pedido.

¿Cumple tu web con la ley?

 

El diseño web, ¿un acto de fe?

Fe: “Creer en lo que no se ve”

Los que nos dedicamos al mundo de internet sabemos lo difícil que es convencer a los clientes de que las propuestas que les hacemos son lo mejor para su web . Como en el fútbol todos llevamos dentro un diseñador web y claro no siempre lo que el cliente piensa que va a funcionar funciona realmente.

El acercamiento de los clientes al mundo de internet, en la inmensa mayoría de los casos es mediante la navegación personal que hacen por la red. Ven muchas páginas pero no valoran el trabajo que lleva detrás la realización de una página, tienden a guiarse más por lo que ellos opinan que por lo que les dice el profesional. ¿Es normal que les resulte tan difícil seguir los consejos de los profesionales de internet?

Vamos a hacer un ejercicio de imaginación y nos vamos a poner en su lugar.Para nuestro experimento vamos a tener un cliente llamado Pepe que necesita una tienda virtual para su negocio.

Pepe conctacta con una empresa web para que le hagan su tienda virtual. Después de ver varias, decide que nuestra empresa es la mejor para lo que él necesita. Pepe lo que quiere es una tienda virtual con la que vender en internet y para él eso es sencillo. La primera entrevista la tiene con el encargado de la usabilidad, éste después de obtener toda la información necesaria, le presenta unos bocetos en los que distribuye la información y le asegura que esos bocetos que ha realizado, le ayudarán a que sus usuarios naveguen mejor y con ello compren más. Pepe no entiende muy bien porqué eso va ser bueno para su negocio, ha visto otras webs que la información la tienen de otra manera. A regañadientes, lo acepta porque confía de momento en la empresa.

La segunda entrevista es con el experto en SEO que le busca las palabras clave por las que deberá ser buscado y le dice que haciendo determinadas cosas, que a él le parecen esotéricas, conseguirá una mejor posición en los buscadores por lo que tendrá más visitas y ventas. Pepe sigue sin ver nada material.

Ya parece que la cosa se anima, el Diseñador gráfico le presenta una imagen de lo que podrá ser la web. No le acaba de convencer el diseño porque a él, le gustan más las páginas con cosas que se muevan porque así parecen mucho más “dinámicas”. Los maquetadores y programadores realizan la web conforme las premisas de los demás miembros del grupo de trabajo y por fin la tienda virtual ya se puede ver en internet.

Vale, ahora Pepe ya tiene su tienda. Pero él sigue sin ver como aumenta su cuenta de resultados. Hasta ahora es solo un acto de fe. Porque Pepe no verá resultados hasta pasado un tiempo cuando todo el trabajo realizado dé su fruto. Si fe es creer en lo que no se ve Pepe de momento ha tenido mucha.

Quizás, la mejor manera para que la relación entre cliente y diseñador web sea fructífera es la de conseguir ese grado de confianza entre ambos que les permita trabajar con tranquilidad, sabiendo que el resultado será óptimo para los intereses de ambos. Pepe debe tener confianza en el profesional que tiene delante y pensar que éste quiere lo mejor para su negocio. La empresa de desarrollo web por otra parte debe hacer todo lo posible para que esa confianza sea un hecho. Al final los negocios los hacen personas y estas se encuentran más tranquilas si confían en quienes les rodean.

Ahora solo queda despedirnos de Pepe, nuestro satisfecho cliente. Hasta pronto Pepe, esperamos volver a trabajar con usted.

SEO y Usabilidad obligados a entenderse

En el último Conversion Thursday de Zaragoza,  Daniel Torres Burriel en respuesta a una pregunta del público vino a decir que las polémicas entre SEO y usabilidad son más teoricas que prácticas según su experiencia y sin duda tiene toda la razón.

Cuando  un cliente nos contrata,  tiene unos objetivos y  espera unos resultados.  Para conseguirlo, el SEO y la usabilidad deben trabajar de la mano. Para que nuestra web venda más necesitamos tener más usuarios, pero también tenemos que hacer que esos nuevos usuarios que nos llegan se encuentren a gusto en nuestro sitio web y les sea fácil encontrar lo que vienen buscando.

Una de las labores del profesional SEO es la de hacer que nuestra web esté bien posicionada para conseguir tráfico de los buscadores. Pero no sólo eso sino que también necesitamos que la gente que llegue lo haga buscando exactamente lo que nosotros ofrecemos, optimizando las palabras claves por las que estamos posicionados.

Todo este trabajo queda cojo si una vez que hemos obtenido más visitas y con usuarios de calidad no conseguimos que esos visitantes nos ayuden a conseguir los objetivos de nuestro cliente, la conversión. En este punto es donde debe entrar el experto en usabilidad optimizando nuestro sitio web para hacer al visitante más agradable su visita y ya de paso facilitarle que “compre” en nuestro negocio.

En definitiva si ambos profesionales trabajan en equipo la suma de sus dos trabajos debe llevar a obtener lo que al final es nuestro objetivo principal, que el cliente vea que el dinero que ha invertido ha servido para tener más ventas. Si conseguimos esto tenemos un cliente para toda la vida y nosotros habremos hecho un buen trabajo.