El diseño web, ¿un acto de fe?

Fe: “Creer en lo que no se ve”

Los que nos dedicamos al mundo de internet sabemos lo difícil que es convencer a los clientes de que las propuestas que les hacemos son lo mejor para su web . Como en el fútbol todos llevamos dentro un diseñador web y claro no siempre lo que el cliente piensa que va a funcionar funciona realmente.

El acercamiento de los clientes al mundo de internet, en la inmensa mayoría de los casos es mediante la navegación personal que hacen por la red. Ven muchas páginas pero no valoran el trabajo que lleva detrás la realización de una página, tienden a guiarse más por lo que ellos opinan que por lo que les dice el profesional. ¿Es normal que les resulte tan difícil seguir los consejos de los profesionales de internet?

Vamos a hacer un ejercicio de imaginación y nos vamos a poner en su lugar.Para nuestro experimento vamos a tener un cliente llamado Pepe que necesita una tienda virtual para su negocio.

Pepe conctacta con una empresa web para que le hagan su tienda virtual. Después de ver varias, decide que nuestra empresa es la mejor para lo que él necesita. Pepe lo que quiere es una tienda virtual con la que vender en internet y para él eso es sencillo. La primera entrevista la tiene con el encargado de la usabilidad, éste después de obtener toda la información necesaria, le presenta unos bocetos en los que distribuye la información y le asegura que esos bocetos que ha realizado, le ayudarán a que sus usuarios naveguen mejor y con ello compren más. Pepe no entiende muy bien porqué eso va ser bueno para su negocio, ha visto otras webs que la información la tienen de otra manera. A regañadientes, lo acepta porque confía de momento en la empresa.

La segunda entrevista es con el experto en SEO que le busca las palabras clave por las que deberá ser buscado y le dice que haciendo determinadas cosas, que a él le parecen esotéricas, conseguirá una mejor posición en los buscadores por lo que tendrá más visitas y ventas. Pepe sigue sin ver nada material.

Ya parece que la cosa se anima, el Diseñador gráfico le presenta una imagen de lo que podrá ser la web. No le acaba de convencer el diseño porque a él, le gustan más las páginas con cosas que se muevan porque así parecen mucho más “dinámicas”. Los maquetadores y programadores realizan la web conforme las premisas de los demás miembros del grupo de trabajo y por fin la tienda virtual ya se puede ver en internet.

Vale, ahora Pepe ya tiene su tienda. Pero él sigue sin ver como aumenta su cuenta de resultados. Hasta ahora es solo un acto de fe. Porque Pepe no verá resultados hasta pasado un tiempo cuando todo el trabajo realizado dé su fruto. Si fe es creer en lo que no se ve Pepe de momento ha tenido mucha.

Quizás, la mejor manera para que la relación entre cliente y diseñador web sea fructífera es la de conseguir ese grado de confianza entre ambos que les permita trabajar con tranquilidad, sabiendo que el resultado será óptimo para los intereses de ambos. Pepe debe tener confianza en el profesional que tiene delante y pensar que éste quiere lo mejor para su negocio. La empresa de desarrollo web por otra parte debe hacer todo lo posible para que esa confianza sea un hecho. Al final los negocios los hacen personas y estas se encuentran más tranquilas si confían en quienes les rodean.

Ahora solo queda despedirnos de Pepe, nuestro satisfecho cliente. Hasta pronto Pepe, esperamos volver a trabajar con usted.

Cómo fue el FICOD

Estos días se ha celebrado en Madrid el “foro internacional de contenidos digitales” (FICOD), un buen lugar para ver lo que se cuece por Internet. Son tres días en los que puedes escuchar y desvirtualizar a gente que sigues y a gurús de las nuevas tecnologías. Como todo en esta vida hay gente que te sorprende gratamente sin que lo esperes y otros que te decepcionan un poco. Pero bueno es algo normal.

 

En las mesas redondas y los talleres se habló mucho de Redes sociales, la estrella del foro, Internet móvil y comercio electrónico. También se habló  e-learning y juegos sociales pero que por motivos profesionales no seguí. Hubo ponencias interesantes pero también algunas que se parecían bastante a publicidad encubierta.

De lo que se habló durante estos días he sacado algunas ideas que se pueden resumir en unas pocas líneas:

Redes sociales

Actualmente se está produciendo el boom de las redes sociales, todo el mundo sabe más o menos qué es Facebook, Twitter o Tuenti, en todas partes se habla de ello y esto llega a las empresas que quieren aparecer en las redes sociales muchas veces simplemente  porque está de moda, sin pensar si es necesario o no y  que red social es apropiada para nuestra empresa.

No vale estar por estar, las redes sociales deben ser una herramienta más para conseguir nuestros objetivos. En definitiva, estar en redes sociales sí, pero estudiando cada caso concreto.

Internet móvil

Sin duda alguna el futuro de Internet está en el móvil. Las aplicaciones para móviles poco a poco se van introduciendo en nuestra vida diaria y cada vez van a estar más presentes. Pero lo que sin duda será el futuro, de momento todavía necesita recibir un empujón. Las cuotas de conexión son demasiado altas para que el uso de internet en el móvil se popularice y la penetración de los smartphones aunque cada vez es mayor, todavía es muy escasa en el mercado de móviles.

Respecto a la disyuntiva entre Iphone y Android parecía que los ponentes se decantaban más por Iphone a corto plazo y Android a largo. La dificultad para actualizar las distintas versiones de Android y el ser de código abierto, por tanto más vulnerable en cuanto a seguridad, hacían decantarse más por el sistema de Apple.

Comercio electrónico

Los internautas compramos cada vez más por internet. Ya no sólo se adquieren billetes de avión y viajes sino que poco a poco se van rompiendo algunas barreras como la de la venta de ropa por internet. Este proceso está haciendo que grandes marcas se interesen por este nuevo medio y con ello arrastren al resto a probar este canal.

Las empresas deben tener muy en cuenta que el comercio electrónico no es la panacea sino que debe ser un canal más en su política de ventas, algo que les ayude a crecer. Pero no sólo eso si no que debe servir para recojer información de los clientes, para ello una buena manera puede que sea el aprovechamiento de las redes sociales como medio de comunicación entre la empresa y clientes.

En resumen el FICOD ha sido un buen lugar para conocer como se mueve el sector de los contenidos en Internet pero quizás hayan pecado de ser demasiado general, sin ideas  nuevas, en definitiva un poco más de lo mismo.

Una reflexión sobre las profesiones de internet

Lo que más me gusta de dedicarme al mundillo de internet es la necesidad de estar siempre aprendiendo cosas nuevas no solo de las materias que dominias sino también del resto de profesiones necesarias para realizar un proyecto web. Es muy importante tener una visión completa de todo el proceso de creación web, desde la arquitectura de la información, al diseño pasando por la usabilidad, el SEO o la analítica web.

Que todos y cada uno de los partícipes en el proceso de creación de una web tengan conocimientos amplios sobre el resto de los temas que afectan a una web puede marcar la calidad de un proyecto. La necesidad de que los integrantes del proyecto tengan una buena comunicación y que lleguen fácilmente a acuerdos mejora sustancialmente la consecución de los objetivos propuestos para una web.

Pero cuando navego por internet y visito blogs o foros de profesionales de internet o en el día a día, veo en su mayoría grandes discusiones por descubrir qué profesión de internet es más importante. Si el SEO es más importante que la usabilidad o el diseño mejor que la usabilidad, cuando lo importante debería ser lo que nos une. Encontrar en las distintas disciplinas lo que podemos usar en la nuestra y mostrar qué cosas de nuestra disciplina son aprovechables para el resto.

En nuestros proyectos siempre conseguiremos más sumando que restando.